Otros tres cambios en el cambio

Inicio aquí.

Al actuar como padres, médicos, cocineros, ejecutivos, etc., al mismo tiempo que desplegamos habilidades paternales, médicas, de cocina y de gestión, aprendidas junto con estándares de desempeño correspondientes, estamos proyectando nuestra identidad social a partir de una situación inicial a una futura. En cada uno de los comportamientos que desempeñamos en un momento presente, nos movemos con narrativas e interpretaciones de nuestros roles sociales que ya teníamos incialmente, en el pasado, que incluyen estándares sociales correspondientes, procurando proyectar al final, en el futuro, como resultado de nuestras acciones, un determinada identidad social. Podemos interpretar que nuestro comportamiento presente no es más que el afanarnos por nuestra  proyección de un pasado a un futuro sociales.

Ejs. Quizás preparo un plato especial, aprovechando la presencia en nuestro restaurante de un cliente particular que interpreto como una persona líder creadora de gustos sociales, para producir en ella una identidad de cocinero especialmente destacada y distinguible. Si soy un ejecutivo, me propongo dirigir eficientemente una runión estratégica, cuidando proyectar una identidad dirigencial sólida entre los demás gerentes participantes. Como médico puedo dedicar un tiempo más allá de lo que considero habitual en explicar a un paciente el diagnóstico que hago de su situación de salud, debido a que quizás es primera vez que lo atiendo, sé que pertenece a una comunidad o un barrio de posibles pacientes que me interesa atender, y quiero producir una identidad médica de calidad y cuidadosa.

Esta unidad de tres tiempos estucturados en un solo movimiento de proyección de identidad, una pasada que se hace futura en el presente, abre tres posibilidades de transformación o innvación.

Por una parte, puedo modificar las narrativas, interpretaciones o estándares sociales que adquirí en el pasado y que acarreo como contexto desde el inicio de esta conversación. Quizás me cambio de barrio, modifico la apariencia de mi consulta o restaurante, retomo prácticas religiosas que había abandonado en mi adolescencia, ordeno de manera más estricta el tiempo que cada ejecutivo puede utilizar para intervenir en las reuniones, etc. 

Por otra parte, puedo modificar mi identidad cruzándola o articulándola en el presente con una identidad social distinta a la mía que ya existe a mi alrededor. O sea, que sin modificar mi pasado lo combino con otras posibilidades de identidad que ya estaban disponibles. Quizás paso de ser un cocinero a un empresario de resturante; un médico de hospital a un médico de familia; un ejecutivo que además es profesor de management; de cocinero además a un crítico de cocina. Quizás me caso u organizo una empresa con nuevos socios. Construyo una nueva identidad combinando mi identidad pasada con otras identidades distintas que ya estaban disponibles. 

Finalmente, también puedo modificar mi identidad inventando una futura que represente un nuevo tipo de identidad social. Sin necesidad de cambiar las narrativas y estándares sociales ya adquiridos, y sin ampliar mis roles presentes, soy capaz de innovar en la identidad social que es posible proyectar sobre esas bases. Las empresas y los líderes innovadores hacen eso: Apple, Google, Madonna en su momento, y más de una vez, Flores y el coaching ontológico en los años ochenta, Pelé y la superestrella del fútbol: en todos estos casos se inventa una nueva posibilidad de identidad social que de ahí en adelante queda disponible para todos.

Cuando innovamos sobre nuestro pasado contextual, lo nuevo aparece un tanto difuso, como nuevas interpretaciones que afectan un trasfondo amplio, quizás algo vago, de muchos aspectos de lo que somos. Cuando cambiamos enriqueciendo nuestra identidad presente mezclándola con otras, lo nuevo aparece como variaciones o novedades paulatinas y parciales que se consiguen y entregan entre unos y otros: hay algo incremental. Cuando innovamos inventando una nueva posibilidad de identidad, el cambio aparece muy enfocado y preciso, y lo nuevo aparece con una gran claridad como novedoso: ¡nadie deja de percibir que hay algo distinto en el mundo, y la historia parece estar cambiando a saltos ante nuestros ojos!.   

|

Comentarios

Ahaa, its pleasant discussion on the topic of this post at this place at this web site, I have read all that, so at this time me also commenting at this place.
Responder
I have been surfing on-line more than 3 hours these days, but I never found any interesting article like yours. It is pretty price sufficient for me. Personally, if all website owners and bloggers made good content material as you probably did, the internet will probably be a lot more useful than ever before.
Responder
excellent post, very informative. I ponder why the opposite specialists of this sector don't understand this. You should continue your writing. I am sure, you have a huge readers' base already!
Responder
What's Going down i'm new to this, I stumbled upon this I have found It positively helpful and it has helped me out loads. I am hoping to contribute & aid other customers like its helped me. Good job.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar