paisaje pretende ser país 2

Lo que sigue es una continuación de ESTE POST.

En resumen, lo que escucho de Parra cuando dice que Chile es un paisaje, es que la geografía del lugar  Chile, por su tendencia a interrumpir o perturbar todas las miradas que damos en él, sea que estemos viajando sea que estemos quietos, se hace permanentemente presente como un horizonte a la vista, como un paisaje. En este paisaje los recursos naturales saltan a la vista, inclusive a la menos interesada. Un horizonte a la vista punteado de recursos naturales, eso es Chile paisaje.

b) Chile país.

Sostiene Parra también que Chile no es un país, que lo que hay es solamente una pretención de serlo.

Un país, como expresión de actos de voluntad humana, tiene una existencia histórica. Se me ocurre que esta mirada puede ayudarnos a discernir dónde están las cojeras de Chile como país que Parra nos habla. O, cuando menos, puede permitirme a mi aguzar mi propia mirada. Veamos.

El yo autónomo colectivo de Chile, el nosotros, (acepto su existencia para facilitar el hablar aquí) existe en tres dimensiones temporales simultáneamente:

i) El pasado en el cual ese nosotros se constituyó (que existe en el presente como historias que nos envuelven y nos embargan)

ii) El presente en el cual ese nosotros convive e interactúa consigo mismo y en el cual se autogobierna

iii) El futuro que ese nosotros proyecta para si mismo (en el presente)

O sea, Chile como país es (podría ser) una voluntad de autonomía en el presente - proveniente de un pasado en el cual  ésta se constituyó- porfiando por mantenerse como tal voluntad de autonomía en el tiempo hacia adelante.  

Esquemática es la mente de los mortales prosaicos entre los que me encuentro, por lo que este esquema puede ayudarme a pensar. Sigamos viendo.

i) Pasado. Me interrogo, como muchos, si los chilenos tienen o no una interpretación común de la historia que los ha constituido. Hay grupos étnicos, regiones quizás, y hasta grupos sociales que pueden disputar y disputan la historia constituyente oficial. Nuestro pasado reciente ha producido divisiones que permiten hablar de la existencia de dos almas en tensión en Chile. Puede discutirse hasta qué punto esas almas se han reconciliado, aunque la mayoría tal vez acepte que eso ha ocurrido solamente en parte; quizás hay solamente forzada tolerancia mutua. Curioso nosotros. En cualquier caso, también es efectivo que existen dos versiones irreconciliables de esa historia.

Este pasado, largo y corto, que el sentido común histórico cotidiano del presente tiene a olvidar, es seguramente un lugar para descubrir las cojeras de Chile como país que el poeta evoca.

En cualquier caso, no todo puede consistir en compartir una historia común en la cual el nosotros de Chile se constituyó. Hay países que han dejado de serlo, y no precisamente por haber perdido su sentido compartido de una historia común.

ii)Presente. El régimen de Pinochet y los acuerdos para la transición a la democracia presidida por los Gobiernos de la Concertación han aportado las dos dimensiones fundamentales que organizan la convivencia y el autogobiero en Chile: el capitalismo de mercado y la democracia. No creo ser exitista si digo que la gran mayoría acepta hoy que Chile ha progresado con estas reglas de convivencia. Se ha incorprado al mundo global acortando la distancia que históricamente tenía nuestra población con el primer mundo. Pero también resulta obvio constatar la gran diferencia de apreciaciones que existen en cuanto a la manera como ese progreso ha llegado a unos y otros y cómo deben ser modificadas algunas reglas del convivir para hacer que esas diferencias se corrijan.

Para mi resulta evidente que toda nuestra política gira en torno a estas cuestiones. Y resulta quizás obvio que en estas miserias de la convivencia residen no pocas cojeras de Chile como país que el vate evoca.

Sin embargo, los acuerdos de convivencia son eso, acuerdos que lugareños que comparten un paisaje pueden llegar a declarar en común. Algo así como acuerdos de co-propietarios que comparten un espacio. Sospecho que no bastan para constituir un país. La población chilena podría eventualmente constituirse en una población con niveles de vida y consumo, y prácticas democráticas, comparables a las de cualquier región o localidad medianamente desarrollada en cualquier parte del mundo global, pero eso no es suficiente para constituir a Chile propiamente en un país. Se puede crecer económicamente y con más igualdad en la localidad llamada Chile sin que eso lo haga propiamente un país, puede seguir siendo básicamente un paisaje. Ahora un paisaje muy incorporado en el mundo global, pero todavía principalmente un horizonte punteado de recursos naturales.

iii) Futuro. En resumen, creo que no basta con tener autonomía para definir las reglas de convivencia y autogobierno para ser propiamente un país. Quizás hay diversas maneras de entender lo que es autonomía. Seguir etimológicamente la palabra nos conduce a pensar que consiste en hacer nuestras propias normas, pero en un mundo que cambia tan incesantemente, quizás resulte más fértil pensar que autonomia consiste en projectar un propio futuro. Y en esto si que hay coincidencia de muchas voces: Chile necesita un proyecto de futuro.

Las decisiones de inversión de los empresarios proyectan el futuro de Chile, las decisiones políticas del estado también. Ya se sabe lo que dicen las voces más lúcidas: inovamos poco y nada, adaptamos bien y rápido, pero no innovamos (mucho cálculo y poca poesía, quizás); nuestra educación es pésima y no hay proyectos de mejoramaiento futuro en serio, somos atrasados crónicos en desarrollo tecnológico, tenemos infraestructuras comunicativas malas y caras y avanzamos sin sentido de urgencia. Nuestros buenos economistas tienen una ideología que impide focalizar esfuerzos, impide declarar en qué va a ser competitivo y de excelencia Chile en el futuro; ella dice que no hay que escoger a los ganadores, (parece que va contra algo muy sagrado del liberalismo) como si se tratara de eleción y no de compromiso, y como si nadie liberal lo hiciera en el mundo.

Así que estamos muy ocupados disputando por arreglar y mejorar la convivencia, y a la expectativa que eso nos pondrá a la altura de algunos de los países relativamente atrasados de Eurora en xx  años más. Dios lo quiera. Pero el poeta parece que no se tranquiliza con las expectativas y nos dice que no somos país ni que llegaremos así a serlo, que solamente pretendemos que así llegaremos a serlo. Personalmente estoy seguro que, o llegamos a ser un actor y productor de excelencia en el mundo en algunos dominios de ofertas globales relevantes y valiosas, o nos alejaremos, si cabe medir distancias aquí, aun más de constituirnos propiamente en un país. Chile sin proyecto de futuro propio. Chile a la expectativa de un futuro de medianía, moderado, sin ambición, finalmente mediocre;  y, así y todo, solamente haciéndose expectativas.

Proyectar un futuro propio consiste en asegurar que las futuras generaciones, nuestros hijos, se comprometan autónomamente con la expansión de la capacidad de Chile de ser un agente colectivo que expresa una voluntad autónoma en el mundo global. Sólo lo harán si Chile ha adquirido una excelencia que les permita a ellos y ellas desarrollar su propia excelencia viviendo y trabajando aquí. Eso pasará solamente si se convierte a Chile en un mundo imprescindible para ellos y ellas en un mundo que les abre cada vez más oportunidades globalmente valiosas a los mejores en todas partes. O aseguramos ya un futuro de excelencia para Chile o los mejores de nuestros hijos emigrarán - ya ocurre crecientemente - dejando en este pasisaje a observadores cada vez menos atractivos y más provincianos.

 

(Hasta aquí por ahora)

 

 

 

|

Comentarios

Leer esto me identifica con esa sensacion que tengo de no estar en la misma musica que lo que sale en TV o se les escucha a los que estas dirigiendo el pais. Entonces, me encierro como un caracol, que no quiere ser parte de este show, por que no me lleva  a nada. Me hace bien escuchar que el poeta ya vio hace rato, lo que recien estoy viendo por mi posibilidad actual de levantar la vista y mirar con atencion. No creo que sea solo labor de los jovenes la creacion de esta identidad. Esta generacion debemos lograr avanzar mas de lo que hicimos. No se como todavia, pero seguire mirando y caminando  para encontrar el camino. Hoy no sere caracol. 

Responder
Hello there, just became alert to your blog through Google, and found that it's really informative. I am gonna watch out for brussels. I will be grateful if you continue this in future. A lot of people will be benefited from your writing. Cheers!
Responder
Please let me know if you're looking for a article writer for your weblog. You have some really great posts and I feel I would be a good asset. If you ever want to take some of the load off, I'd really like to write some material for your blog in exchange for a link back to mine. Please send me an email if interested. Thanks!
Responder
Hi there! This blog post couldn't be written much better! Going through this article reminds me of my previous roommate! He continually kept preaching about this. I'll send this post to him. Pretty sure he will have a good read. Thanks for sharing!
Responder
Hey! Someone in my Myspace group shared this site with us so I came to take a look. I'm definitely loving the information. I'm book-marking and will be tweeting this to my followers! Excellent blog and brilliant design.
Responder
Do you have a spam issue on this blog; I also am a blogger, and I was wondering your situation; we have developed some nice practices and we are looking to exchange methods with other folks, please shoot me an e-mail if interested.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar